Tanto la neuralgia del trigémino como el hemiespasmo facial son cuadros clínicos (sobre todo la neuralgia) que afectan en alto grado la calidad de vida de los pacientes.

Se describe la neuralgia del trigémino "típica" como aquel dolor lancinante ( como un cuchillo)que se produce en la parte de la cara del paciente que corresponde a la distribución de una de las tres ramas del nervio trigémino, siendo más frecuente en la tercera o rama mandibular. Como característica principal la existencia de lo que denominamos "zonas gatillo" que "disparan" la aparición del dolor como pueda ser el simple roce de la cara. Dolor conocido en la bibliografía antigua como el "fuego del infierno".

El hemiespasmo facial por fortuna es menos común pero tambien es invalidante. Ambos son provocados por la compresión de una rama arterial sobre los nervios trigémino o facial justo a la entrada o salida del tronco cerebral.

La descompresión microvascular es una intervención quirúrgica muy eficaz para la solución de ambos problemas, realizándose a través de una pequeña craneotomía y liberación-separación del vaso (arteria casi siempre) que comprime al nervio. La cirugía suele ser muy bien tolerada, no hay límite de edad si el paciente goza en general de buena salud ( la paciente de mas edad en nuestra casuística tenía 86 años).